EL DIABLO: YO NO SOY CULPABLE




Cuenta una leyenda que el diablo, se quejó duramente con San Antonio Abad: ¿Por qué los cristianos me hacen tanta guerra? a lo que el santo le respondió:  eres tú quien los molesta y alborota con toda clase de tentaciones y problemas.

El diablo replicó:  No soy yo quien los molesta; son sus malas inclinaciones, su egoísmo, su materialismo y su envidia que los arrastra a pecar.  Mi verdadero poder se acabó cuando llegó Cristo.  Los hombres se comportan peor que Yo:  Ellos cometen las más grandes barbaridades, y luego descaradamente me echan la culpa a mí.

Ellos no entienden que es de su propio interior, o sea de su corazón, de donde brotan las malas intenciones:  La prostitución, los hurtos, los asesinatos, los adulterios, la codicia, la perversión, la pornografía, la envidia, la calumnia, el orgullo y la necedad.

Marcos 7, 14-16;  Marcos 7, 17-32;  Mateo 15, 10.









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...