El viejo granjero




Un anciano y su hijo eran muy pobres y trabajaban en una pequeña granja con un solo caballo para tirar del arado.  Cierto día el caballo escapó.

"Qué terrible" ---se compadecieron los vecinos.  "Qué mala suerte".

"¿Quíen sabe si es buena o mala suerte?  Replicó el anciano.

Una semana después, el caballo regresó de las montañas conduciendo a cinco yegüas salvajes al corral.  "¡Qué maravillosa suerte!" --- dijeron los vecinos.

"¿Buena o mala? ¿Quién sabe?" --- Respondió el granjero.  Al día siguiente, el hijo,  al tratar de domar a una de las yegüas salvajes, cayó y se rompió una pierna.

"¡Qué terrible! ¡Qué mala suerte!.
"¿Mala suerte, buena suerte?"

Poco tiempo después, el ejército acudió a todas las granjas para reclutar jóvenes para la guerra.  El hijo del granjero no les servía, de manera que lo dejaron.

"¿Fue buena o mala suerte?"





















¿Y Ud. que opina amigo lector?


Fuente: Libro -La Imposición Espiritual por Imposición de Manos/ Michael Bradford

Maravillosa Experiencia de Belleza
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...